[:es]Quienes pasan sus jornadas sentados frente a un escritorio saben que poco a poco la flexibilidad se pierde, y provoca que hasta incluso los movimientos más sencillos resulten incómodos y dolorosos, tanto a corto como a largo plazo. El yoga te trae la solución.

3 simples consejos te ayudarán a aliviar los dolores y a mantener tus articulaciones sanas:

  1. Rodilla sobre el tobillo , tobillo sobre la rodilla

Sentado en el suelo, con la pierna izquierda delante de ti y la espinilla paralela al borde de la esterilla, coloca el tobillo derecho en la parte superior de la rodilla izquierda, y mueve la rodilla derecha suavemente hacia el tobillo izquierdo.

  1. Profundizando en la postura

Desde la posición del primer ejercicio, flexiona ambos pies y comienza a caminar con tus manos hacia adelante. Flexiona los pies para estabilizar las rodillas y para asegurar que los tobillos y las rodillas no se deslicen uno del otro.

  1. Postura completa

Desde la posición del segundo ejercicio, apoya la cabeza en el suelo y permite que el peso de tu cuerpo presione suavemente hacia las piernas. Mantente en esta postura durante 2-5 minutos

Recuerda que estos tipo de estiramientos están recomendados para realizar después de cualquier actividad deportiva.

Practica Yoga y mejora tu calidad de vida

Practica Yoga y mejora tu calidad de vida

[:]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies