Hoy en día cada vez son más los que prefieren hacer deporte por la noche. La comodidad de no tener que ir con prisas hace que apetezca realizar deporte a estas horas. Pero después de hacer deporte viene la cena, y ¿qué hay que cenar después de haber hecho esfuerzo?

Cuando ya hemos acabado de entrar lo que más nos conviene es recuperar nuestros depósitos de glucógeno hepático y muscular.

Hablando claro, esto significa que tenemos que comer hidratos de carbono, como por ejemplo pasta, pan, patatas, etc. No hay una cantidad estándar que tomar ya que depende mucho del peso de cada persona. Los expertos nos dicen que tenemos que comer 1g de hidratos por cada kg que pesemos. Aunque no hay que abusar de los hidratos ya que esto puede ser perjudicial.

Como podéis ver, el mito de que no podemos tomar hidratos de carbono por la noche es totalmente falso. Después de un duro entrenamiento debemos hacerlo.

No todo son los carbonos, es necesario añadir proteínas a nuestras comidas, como, por ejemplo, carne, huevos, pescado, etc, así podremos recuperar toda nuestra musculatura. En cuanto a la proteína, hay que comer entre 1 o 2 gramos por kg durante todo eldía. Digamos que un deportista pesa 60 kg, en su cena debe comer 15g de proteína. Es importante no pasarse ya que el cuerpo no asimila bien mucha cantidad de proteína.

Si comemos estos alimentos la recuperación a nivel muscular nos tardará en hacer efecto entre 48 y 72 horas. Se trata de comer adecuadamente en relación a nuestro cuerpo. Por comer más no vamos a recuperar nuestra musculatura antes, no se trata de cantidad, se trata de calidad.

Si no llevamos una dieta equilibrada y no tomamos las cantidades más favorecedoras para nuestro tipo de cuerpo, las consecuencias pueden ser graves. Vamos a rendir peor, y nuestro sistema inmune se verá afectado.

Al ser un tema muy subjetivo, es muy recomendable ponerse en contacto con un especialista para que nos ayude a determinar qué es lo mejor para nuestro cuerpo y para estar sanos.

Y, además, también debemos tener en cuenta que otro factor importante para nuestra recuperación es la bebida que tomamos. Necesitamos beber mucha agua para poder recuperar el que hemos perdido durante el entrenamiento.

No debemos beber de golpe, hay que ir bebiendo durante los días posteriores. Y también nos ayuda beber bebidas isotónicas, ya que nos ayudan a recuperar electrolitos. No hay que tomar bebidas carbohidratadas ya que es muy perjudicial para nuestro cuerpo y aún menos por la noche.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies